En México, los resultados de la Encuesta Nacional de Salud 2000 [ENSA], la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 y 2012 [ENSANUT] han demostrado que la prevalencia de la diabetes mellitus tipo 2 ha crecido 25% cada seis años, además del incremento en todas las enfermedades crónico degenerativas (Olaiz et al., 2003; Olaiz-Fernández et al., 2012; 2016).

Más del 15% de los adultos en México padecen diabetes, en comparación al 6.9% que es el promedio de la OCDE. De este total de personas que se sabe son diabéticas, 14% no ha tenido una revisión rutinaria en el último año (OCDE, 2016a). Olaiz-Fernández (20012) indica que, del total de personas con hipertensión, el 47.3% no sabe de su padecimiento. De los que son conscientes de su padecimiento, sólo el 73.6% recibe un tratamiento. Y de éstos, menos de la mitad ha reducido su presión arterial a niveles adecuados.

 

En la gráfica se muestra una proyección del crecimiento del PIB, realizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos [OCDE], para el periodo comprendido entre el año 2013 y el año 2030. La expectativa de contribución del capital humano a este crecimiento es menor al 1% y se estima que la productividad contribuya de manera notable al crecimiento mexicano.

Barraza-Lloréns, et al., (2015) estimaron la carga económica de la diabetes mellitus en México, en 2013, en 2.25% del PIB nacional, es decir, $51 USD mil millones. Mientras que el Instituto Mexicano para la Competitividad [IMCO] (2015) estima que tanto el sobrepeso como la obesidad están asociados con la pérdida de 400 millones de horas laborales al año.

 

1.-Barraza-Lloréns M, Guajardo-Barrón V, Picó J, García R, Hernández C, Mora F, Athié J, Crable E, Urtiz A (2015) Carga económica de la diabetes mellitus en México 2013. México, D.F.: Funsalud.
2.-IMCO (2015). Kilos de más, pesos de menos, los costos de la obesidad en México. México, D.F.

México no es un país competitivo.
Son diversos los factores que limitan el crecimiento mexicano. La OCDE (2012) considera que México necesita incrementar la productividad de la fuerza laboral y disminuir el costo asociado a esta.

México es un país de enfermos.
De acuerdo con la OCDE (2016), el 15% de los adultos padecen diabetes en comparación con el promedio de la OCDE que es de 6.9%.

La OMS (2014) ha declarado que México es el país con mayor estrés laboral